Los Gatos del Monasterio de Pedralbes -Cuento

18-07-14

            Los gatos del Monasterio de Pedralbes           

CAPITULO I  – “BUENOS DIAS!”

“Firefly cars, women rushing past,”

63, 7:30 A.M., caminando en subida desde la Cruz de Pedralbes hacia el Colegio, escucho a lo lejos alguien cantando.

“The road was long and the race was fast.”

Me suena conocida esa canción, cuál es?! Agudizo el oído.

“Gradually I fell behind,”

Se acerca cada vez más, oigo unos cascos, viene a caballo. Miro hacia atrás: la mamá de Candela.

“I was the blind, leading the blind,”

En su corcel blanco de ojos también celestes.

“I was the blind, leading the blind!”

Pasa a mi lado y sin detenerse, medio histérica, medio dormida, me grita:

-“Tienes que escribir algo para la revista! Algo sobre Barcelona, una anécdota de un lugar, un relato, un cuento, poesía, lo que sea!!

-“¿Para cuándo?”, digo.

-“Para ayer!!”

-“O.k., si me lo pides así…”, como negarme! Además, no estamos aquí para ayudarnos los unos a los otros?!....

Apuró el galope y se alejó cantando:

“It´s just my horse and me,”

Con sus pelos al viento al igual que las crines de la bestia.

“It´s just my horse and me!”

Parecía una propaganda de Pantene.

“It´s just my horse and meee!!”

CAPITULO II – THE MISHIFUSES

Sin perder tiempo cogí el primer jabalí salvaje y gordo que bajaba junto a la riera del parque ( l´Oreneta  ) y me fui al Monasterio.

Si, así de injusta es la vida, hay gente que coge jabalíes salvajes y gordos y otros, corceles blancos de ojos celestes…

Decía, una vez Beethoven ( este es un gato de panza y patas blancas y de lomo y cabeza gris a rayas del Parvulario. Le llaman así no porque sea músico, sino porque es sordo ) me contó de un primo hermano suyo, por parte de madre ( el Pere ), que vivía ahí. Seguramente él me ayudaría a escribir.

Llego, trepo por la enredadera del paredón que da a la calle Montevideo, salto a uno de los árboles que tiene el claustro, bajo por las ramas. De pronto, veo como 16 chinos me miran asombrados y rápidamente me sacan fotos. Poso. “Ni hao, ni hao!”( lo único que ser decir ). Bajo, busco y encuentro; cerca de la Capilla de Sant Miquel estaba el Pere. ( gato rubio, de cicatrices y hablar pausado )

Me presento, me pregunta por “el Beto”, -“Bien, te envía saludos”; y me cuenta que hay unos gatos de hace años viviendo ahí, que saben TODA la historia del Monasterio. Los gemelos fantásticos, los llama. La Eulalia y el Oriol.

-“El único problemita es que hablan los dos a la vez, pueden marearte…”

Me los señala y los veo, descansaban al sol tibio de invierno, cerca del campanario; ella era toda blanca y el todo negro, dormían juntos enroscados. Despiertan. Hablo. Dicen:

EULALIA: Si quieres te puedo contar algo sobre la historia del Monasterio

ORIOL: Y yo puedo contarte acerca de la vida cotidiana aquí dentro

Les ofrezco una bolsa de 2 Kilos de Whiskas, sabor atún, que había comprado en un estanco, así se reparten ( no es bueno ir de visitas con las manos vacías )

EULALIA: Gracias, muy amable.

ORIOL: A mí me gusta más la comida de Eukanuba, la que has traído tiene un alto contenido de fibras y me provoca diarrea. Gracias de todos modos, alguien la comerá.

-“…De nada”.

CAPITULO III – COMIENZA EL SHOW

EULALIA: Real Monasterio de Santa María de Pedralbes, ese es el verdadero nombre; desde el año 1931 es Bien de Interés Cultural. Es uno de los mejores ejemplos del estilo gótico catalán, tanto por su Iglesia de única nave, como por su claustro de tres pisos y 40 metros de longitud; es uno de los que más arcos tiene en toda Europa. Los capiteles están decorados con el emblema de los Condes de Barcelona y el de la casa de Montcada

ORIOL: Mucho no se puede dormir por las campanadas cada hora, no sé qué necesidad, todo el mundo tiene reloj o móvil o tv. o radio que le informa. Será una costumbre o porque se levantan temprano, también tenemos nosotros que hacerlo?!...

EULALIA: Es de la Orden de las Clarisas. Se construyó en 1326 y lo fundaron, el Rey Jaume II y su esposa Elisenda de Montcada. Se inauguró con una gran misa el 3 de Mayo de 1327…a finales de ese año muere su esposo y ella vive ahí hasta sus últimos días en 1364

ORIOL: A veces tengo sueños de ratón y de terraza de Hospital

EULALIA: Durante la Guerra de los Segadores en 1640 y de la Independencia en 1808, las religiosas fueron expulsadas, pero pudieron volver al poco tiempo. Esperemos que nunca más vuelva a pasar algo así…

ORIOL: Mai dire mai carissima! Mai dire mai, mai piú!...

EULALIA: Como ya te he dicho, también, se puede visitar el refectorio, la sala capitular, los sepulcros de las galerías, el de la fundadora, que tiene la particularidad de ser doble, del lado de la Iglesia está representada como Reina y del lado del claustro, vestida de clarisa

ORIOL: Voy a sincerarme, a mí lo que más me molesta, no es el frío ni los turistas, o la comida, son las pulgas, odio las pulgas!...

Mientras se rascaba con fruición detrás de una oreja, con una de sus patas traseras.

EULALIA:  El museo es encantador, hay murales, cuadros, frescos, retablos de los siglos XIV y XV, esculturas, adornos y objetos  de cientos de años

“DIN DON! DIN DON! DIN DON! DIN DON!” Las campanadas de las 8 hace temblar todo!

ORIOLNo te dije! Ahí va de nuevo! Siglo XXI Madre Superioraaa!!...

EULALIAEl óleo que más me gusta, está hecho en tela y es de Josep Tamburini, del 1900, se llama “Virgen de Montserrat con Santa Eulalia”, por ella tengo su nombre, lo veo todos los días. Y varios de San Francisco

ORIOL: “El loco de Asís!”, a ese sí que le gustaban los animales! Desconfía oh! joven Obi – Wan Kenobi de las personas que no quieren a los animales…

-“Me llamo Daniel”.

EULALIA: El Monasterio encierra una triste historia de amor, de amor no correspondido, de un paje que estuvo enamorado de Elisenda toda su vida…ah! el amor…

ORIOL: Si hoy viniese San Francisco, estaría encantado con tantos pájaros que hay!, él que siempre les hablaba, aquí tendría para conversar con, palomas, cientos de ellas, urracas ladronas, cotorras gritonas, gorriones traviesos y si bien están lejos del mar, algunas gaviotas se acercan. Y algún que otro murciélago desinhibido también

EULALIA: Bajada del Monasterio 9, esa es la dirección; en coche es fácil llegar, está a 1.9 km. del Camp Nou, a 3 km. del Tibidabo y/o a 3.8 km. de Plaza España. Hay diversas líneas de trasporte público, el ferrocarril, justamente, parada Reina Elisenda

ORIOL: ( canturreando ) “Los cuervos de Odín, ya no pasan más, volando sobre el mundo”…

EULALIA: Autobuses varios: 22, 63, 64, 68, 75 y 78

ORIOL: Una vez vi un colibrí

EULALIA: Los horarios del Museo son flexibles, salvo los lunes que está cerrado y lo bueno que cada primer domingo de mes, la entrada es gratuita. No se admiten mascotas…

Es un lugar imperdible de conocer, seas de la religión que seas, esto es historia catalana pura…

ORIOL: La Reina amaba a los gatos, de ahí la abreviación de Catalunya: CAT = GATO

 

CAPITULO IV – “MOLTES GRÀCIES I FINS AVIAT!”

Mucha información para asimilar…Así que Elisenda tenía una gaviota de mascota y además, la Reina tenía pulgas?! y, eran otros tiempos…Estoy algo confundido. Tengo migraña.

Le acaricio la cabeza a Eulalia, le rasco las orejas a Oriol y me voy; espero que este relato sirva de algo.

EULALIA: Miauuuu!!

ORIOL: May the force be with you!

Ah! me acordé, “Estallando desde el océano”, así se llamaba la canción, del romano Luca Prodan.

                                                                                                                      The Fin.

Autor: Dani