Gestión de colonias

Una de las principales lineas de trabajo de Fundació Silvestre es la de creación, esterilización y gestión de las colonias de gatos de la calle en Barcelona ciudad. 

Trabajamos siguiendo el protocolo "gats de carrer" establecido por el Ayuntamiento de Barcelona. 

Nuestro ámbito de actuación abarca, por encargo y con el soporte del Ayuntamiento de Barcelona, un total de 153 colonias en los distritos de Sarrià St. Gervasi i Les Corts. Todas ellas estan inventariadas y gestionadas por voluntarios de Fundació Silvestre. 

QUÉ ES EL MÉTODO CAPTURA – ESTERILIZACIÓN – RETORNO (CER)?

Captura – esterilización – retorno es la manera más humana y a la vez efectiva de gestionar las poblaciones de gatos en la calle. El método ya se aplica desde hace décadas en Estados Unidos y en Europa y estudios científicos demuestran que la captura – esterilització – retorno mejora la calidad de vida de los gatos ferales, así como sus relaciones con las personas que viven a su alrededor, y a la larga reduce su población.

El método CER se aplica en cientos de comunidades en todo el mundo y en entornos y paisajes muy diversos. Los gatos son capturados de forma compasiva y llevados al veterinario para su esterilización y vacunación. Después de la recuperación se devuelve a los gatos de la calle a su lugar de origen, la colonia. Los cachorros y gatos sociables son trasladados al refugio para encontrarles un hogar definitivo.

Amparado por la ciencia, el método CER interrumpe el ciclo reproductivo de los gatos y por lo tanto mejora su calidad de vida impidiendo la procreación. Es un hecho que la retirada o exterminio de gatos ferales es un proceso que nunca se termina y es del todo inútil, ya que ha demostrado cero resultados.

 

RAZONES PARA APLICAR Y PROMOVER EL MÉTODO CER

Estabiliza las poblaciones de gatos callejeros mediante la interrupción inmediata de la reproducción y el traslado de los gatos sociables a refugios para su adopción y las disminuye a lo largo del tiempo

  • En un estudio realizado en la Universidad de Florida durante 11 años, el número de gatos en el campus disminuyó en un 66% i 4 años mas tarde del inicio dejaron de producirse nacimientos.
  • Otro estudio del impacto del método CER en las colonias de gatos callejeros en Roma resultó en una disminución del volumen de las colonias entre un 16% i un 32% en un periodo de 10 años.
  • Un programa CER en la Universidad de Texas esterilizó 123 gatos en el primer año y no se produjeron nuevos nacimientos durante el año siguiente. El 20% de los gatos capturados resultaron ser sociables y pudieron ser dados en adopción

Mejora la calidad de vida de los gatos

  • Libera los gatos del constante estrés relacionado con el apareamiento, el celo y el embarazo.
  • Acaba con los comportamientos relacionados con el apareamiento, como los paseos, los aullidos, orina para marcar el territorio y peleas. Tras su esterilización los gatos se pasean menos, lo cual es beneficioso para su seguridad al mismo tiempo que reduce los conflictos con los vecinos. Además, al reducir la competencia por el apareamiento es menos probable que los gatos sufran heridas o se peleen.
  • Mejora su salud física: Estudios en la Universidad de Florida han demostrado que la esterilización les ayuda a ganar peso y reforzar su “condición de abrigo”, conveniente para la vida en la calle.
  • Los gatos de las colonias viven más años: Al final del estudio desarrollado a lo largo de 11 años en la Universidad de Florida sobre el impacto del método CER en las colonias de gatos ferales se concluyó que el 83% de los gatos en las mismas vivieron más de 6 años.

Responde a las necesidades de la comunidad

  • La población se estabiliza – no más gatitos! Se interrumpe el ciclo reproductivo y finalmente disminuye la población de gatos en la calle.
  • Los gatos se convierten en mejores vecinos: Estudios confirman que una vez se interrumpe la reproducción y por lo tanto los comportamientos relacionados con el apareamiento la relación de las comunidades con los gatos mejora. Las colonias se vuelven más silenciosas y se terminan los maullidos o las peleas. Las llamadas a las autoridades en relación a los gatos disminuyen significativamente y la moral de la comunidad mejora.
  • Se crea oportunidad de diálogo, cooperación y educación: Mantener un diálogo abierto y escuchar las preocupaciones de los vecinos puede suponer una gran diferencia en cuanto a la implantación del método CER con éxito. Los alimentadores pueden ir más allá para atender las preocupaciones de los residentes. Se pueden instalar comederos discretos que desplacen gradualmente a los gatos de zonas en las que no se los quiere. Los gatos viven en el barrio y viviran en el mismo esten o no cuidados. La creación de una colonia CER establece un punto de contacto para dirigir las quejas y resolver las preocupaciones de la comunidad.